LOS ERRORES MAS COMUNES.

Tan importante como tomar la decisión adecuada es poder ejecutarla, pero muchas veces existen obstáculos que nos impiden la realización de las mismas. Vamos a analizar los más comunes y graves. La mayoría de estos problemas se generan en la cúspide de la organización y se extienden hacía la base.

Muchas veces se cae en la trampa de la actividad, es decir se pierden de vista los objetivos finales, se entra en la dinámica de valorar la actividad por si misma. Hay que preguntarse frecuentemente ¿para que estamos trabajando?.

Otro problema común y similar se produce cuando los distintos departamentos de la empresa pierden el sentido global de la misma y sus objetivos importantes pasan a ser los de su departamento y nos los de la empresa.

Otro problema habitual es la dificultad, de aceptar nuevas políticas, técnicas, objetivos… Esta postura reacia a lo nuevo en parte es lógica puesto que cualquier modificación de hábitos requiere un esfuerzo suplementario por parte de todos.

Muchas veces el problema no es que no se realice el trabajo bien, sino que no se hace el correcto. Los resultados de este error es la burocratización. El trabajador tiene que saber en todo momento el porque de su tarea.

Los fallos más comunes en los consejos de administración son.

– El primero y principal es que no administra, cuando esa debería ser su objetivo principal.
– No están en contacto con la realidad.

La consecuencia más grave que ello produce es el abandono de establecer objetivos para la empresa.